¿Qué pasó con la Cuenta Azul de iBanesto?

iBanesto fue fundado en el 1999 como la marca online del banco Banesto, pero con la absorción por parte del Banco Santander de Banesto este último fue incorporado en la matriz de los Botín a finales del 2013. El grupo Santander creó la marca iSantander para acomodar a los (nuevos) clientes de iBanesto y la oferta de esta entidad.

Con una estrategia corporativa sospechosamente similar a la de ING, iBanesto comercializaba cuentas nómina, tarjetas, depósitos, y cómo no, cuentas de ahorro. Todo esto para ser gestionado a distancia sin que tuvieras que aparecer por la oficina.

Por eso querrás encontrar alternativas a la Cuenta Azul (de ahorro) de iBanesto. O puede que en realidad busques otro tipo de cuenta remunerada, una cuenta corriente o un depósito bancario.

Nota: Con el tiempo, iSantander desapareció también para integrarse como la banca por internet del Grupo Santander.

Cuenta Azuul iBanesto

¿Qué ofrecía esta cuenta?

La Cuenta Azul de iBanesto era una cuenta remunerada, concretamente una cuenta de ahorro con la que el banco te pagaba un interés para que depositaras tus ahorros y los hicieras crecer.

Las prestaciones, características y rendimiento de la Cuenta Azul fue cambiando poco a poco y el tipo de interés fue cayendo. Como cayeron el resto de tipos de interés de las otras cuentas de ahorro (p.ej. La Cuenta Naranja de ING).

Criterio Comentario
Tipo de interés La Cuenta Azul llegó a ofrecer un 4% de interés sobre tus ahorro, pero poco a poco fue bajando hasta llegar al 1% TAE.

Podías tener hasta 500.000€ en esta cuenta.

Liquidación Los intereses devengados eran pagados de forma mensual.
Requisitos
Domiciliar nómina No es posible domiciliar tu nómina en una cuenta de ahorro; la Cuenta Azul tampoco era una excepción.
Domiciliar recibos No hacía falta domiciliar recibos para acceder a esta oferta. Además, tampoco estaba permitido.
Uso de la tarjeta No había una tarjeta vinculada por lo que no hacía falta que la usaras.
Dirigido a Clientes que quisieran empezar a ahorrar.
Otros Para acceder a la cuenta azul era necesario abrir una cuenta corriente con iBanesto, tener su tarjeta de débito y el depósito Azul, pero esto no tenía ningún tipo de coste para el contratante.
Comisiones
Mantenimiento Esta cuenta no tenía comisión ni de mantenimiento ni de administración. Típicamente las cuentas de ahorro no las tienen.
Sacar dinero No había comisión por sacar el dinero de la cuenta. La única manera era hacer una transferencia a una cuenta que tuviera como titular también al titular de la Cuenta Azul de iBanesto.
Transferencias Solo resultaba posible hacer transferencias a la cuenta vinculada del propio titular de la cuenta. Estas transferencias no tenían ningún tipo de comisión.
Cheques Esta cuenta de ahorro no estaba pensada para tener una chequera ni para ingresar cheques por lo que no había comisiones por esto ya que no se podía hacer.
Tarjetas
De crédito No era posible tener una tarjeta de crédito, esto es algo normal entre las cuentas de ahorro.
De débito Tampoco de débito.
Servicios
Cajeros y oficinas La Cuenta Azul de iBanesto no estaba pensada para operar en cajeros, aunque era posible transferir tu dinero a otra cuenta que tuvieras a tu nombre; sin ningún tipo de restricción. Al ser una cuenta online, tampoco era posible acudir a una oficina para que te atendieran en persona.
Adelanto de nómina No, las cuentas de ahorro no suelen ofrecer el adelanto de nómina a sus clientes, puesto que tampoco es posible domiciliar la nómina en estas.
Domiciliar recibos No al tratarse de una cuenta de ahorro no se podían domiciliar recibos con esta cuenta.
Pago de recibos sin saldo Al no poderse domiciliar recibos, tampoco cabía la posibilidad de pagar recibos sin saldo.
Operativa La Cuenta Azul de iBanesto era de operativa exclusivamente online, por lo que no se podía operar de manera presencial, eso sí, la operativa telefónica estaba permitida.
Riesgo Al ser una cuenta de una entidad financiera aprobada por el Banco de España, todos sus depósitos de hasta 100.000€ estaban garantizados por el estado.
Valoración global La típica cuenta de ahorro que paga un interés mínimo. No tenía ningún servicio especial ni ninguna ventaja fuera de lo común. Eso sí, pocas cuentas de ahorro de la actualidad ofrecen un tipo de interés ‘tan alto’.

Alternativas actuales a la Cuenta Azul iBanesto

Si estás pensando en ahorrar, dale un vistazo a las mejores cuentas de ahorro del momento. Pero las mejores cuentas para el ahorro en la actualidad son:

Cuenta ahorro Openbank

Cuenta ahorro Evo

Cuenta Ferratum

Últimas reflexiones sobre la Cuenta Azul de iBanesto

A pesar de que la Cuenta Azul de iBanesto prometía el oro y el oro (3,40% TAE), esto era un espejismo puesto que la rentabilidad bajaba al 1% después del primer mes, es por eso, que la oferta era casi calcada a la de otras entidades como ING.

Siendo 100% honesto, esta cuenta no tenía nada de especial, además operar con su interfaz online era complejo y para nada intuitivo. Aunque claro, si comparamos el 1% TAE de rentabilidad que ofrecía con la actual oferta en las cuentas de ahorro, laCuenta Azul sería ahora un chollo.

Puedes ver más cuentas remuneradas aquí.

One Reply to “¿Qué pasó con la Cuenta Azul de iBanesto?”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *